cabecera
Portada del sitio | Noticias | Castilla y León |
  • 0 comentarios 
  • Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
asesoria

La desemejanza más chocante entre la situación anterior a las reforma labroal de 2012 y la actual se encuentra en las cifras y modalidades de contratación. Ahora se firman el doble de contratos que antes, pero más cortos y precarios y los incrementos más abultados, se producen en la ocupación temporal y a tiempo parcial.

PARO:

Tanto el 21,2% actualmente tiene España como el 16,6% de Castilla y León son tasas de paro prácticamente idénticas a las que había en el tercer trimestre de 2011, es decir en los últimos compases de la segunda legislatura de Rodríguez Zapatero y antes de la reforma laboral.

Menor ritmo de creación de empleo

En el verano de 2011 la EPA contabilizó algo más de un millón de ocupados en Castilla y León, los últimos datos, en la comunidad autónoma trabajan y cotizan 874.688 personas, diez mil menos que antes de la reforma laboral;

Aumenta la temporalidad en los contratos

El estado de la contratación no tiene nada que ver con el que había hace cuatro años. O sí. La cifra de contratos que se firmaron el mes pasado es, a grandes rasgos, el doble, ya que ha pasado de 40.000 a 80.000. Y no solo se ha duplicado el volumen, sino que casi como si se tratase de ‘vidas paralelas, las modalidades de contratación también han seguido la misma evolución: los indefinidos son el doble y los temporales se han multiplicado por dos. El resultado es que si en enero de 2012 eran eventuales el 92,03% de los contratos que se firmaban, ahora lo son el 92,01%.

Jornada parcial

La contratación, ya sea fija o eventual, por horas ya acapara en torno al 40% del total de contratos. Unas veces son 20 horas semanales y otras, cinco. Antes había, según la EPA, 123.300 ocupados a jornada parcial en Castilla y León. Hoy son 151.800. Han pasado de representar el 12,9% del total, a suponer el 15,8%.

El recorte salarial

Hace una semana, el INE informaba de que el salario medio de los trabajadores de Castilla y León fue el año pasado de 1.788 euros brutos al mes, casi cien menos que los 1.881 de promedio del país. Una brecha que, además, fue a más tras el aumento anual del 0,65% en España, frente al retroceso regional del 3,5%, el más acusado del país. La última Encuesta de Costes Laborales de 2015 lleva la diferencia a los doscientos euros.

Fuente: Norte de Castilla.

Añadir un comentario

Alimentación y Hostelería Administración Educación General Metal Transportes y Comunicaciones Construcción Limpiezas Sanidad